El hotel Calina se encuentra en una ubicación privilegiada, ofreciendo vistas impresionantes al mar y un entorno tranquilo y relajante. Los huéspedes pueden disfrutar de un ambiente acogedor y un servicio amable, con una gestión familiar que se esfuerza por hacer que su estancia sea lo más agradable posible.

El hotel está rodeado de un paisaje natural de gran belleza, con playas de ensueño y un ambiente pintoresco que invita a la relajación y el descanso. A solo 50 metros del hotel se encuentra la casa-museo del famoso pintor Salvador Dalí, lo que lo convierte en un lugar ideal para aquellos interesados en la historia y el arte.

El hotel cuenta con una amplia gama de servicios y comodidades para los huéspedes, que incluyen habitaciones con vistas al mar, restaurante, bar, terraza y jardín, servicio de habitaciones, servicio de lavandería y estacionamiento privado. Además, los huéspedes pueden disfrutar de actividades al aire libre como paseos en barco, senderismo y deportes acuáticos.